Publicidad

Ecos de Cehegín: El Argos, sucio

Basura en los alrededores del Río Argos

Artículo y fotografías de Jose María Ortega

Muchos pueblos de la España seca desearían tener una vega como la del Río Argos en Cehegin. En las primeras horas del dia es un placer caminar entre las sendas rodeadas de cañas, al tiempo que se escucha el murmullo del agua del río y las acequias que abastecen pequeños huertos donde se cultivan con mimo todo tipo de hortalizas y frutales, muchos de ellos sin nadie que recoja sus frutos.


Sin embargo, como ocurre en otros muchos de los enclaves naturales de esta Murcia que da la espalda a su naturaleza, en el Rio Argos tambien predominan los vertidos de basura, la canalla huella de los escombros arrojados por cazurros con mala leche, y el uso de productos quimicos altamente nocivos, por parte de unos pocos cultivadores, productos cuyos envases terminan a menudo en las propias campañas del río.

Los alrededores del Río Argos están repletos de plantas que ensucian sus aguas


Y, a todo ésto ¿Qué hace la Administracion? No nos consta plan de concienciacion alguna, no nos consta que se vigilen los vertidos y se esté sancionando a sus autores. De nuevo, la naturaleza se enfrenta a sus peores enemigos: la falta de conciencia de parte del pueblo, y la actitud indiferente de unos políticos que no dedican atención a los asuntos que no dan votos.

Entrada siguiente
Cehegín, tierra de maravillas. Capítulo 3: El puntarrón
Entrada anterior
Sergio Fernández: “Hacerme feliz y ayudar, esa es la única idea” Entrevista con el nuevo entrenador del CB Begastri
Menú